10/07/2008

Desde Buenaventura en Medellín



Tenía este hombre al público hipnotizado o por lo menos carameleados con su buena parla para vender.
En Maturín, bajo la línea B del Metro de Medellín, vendía un polímero que sirve incluso para tapar huecos en grandes embarcaciones. Como Medellín no tiene puerto, lo ofrecía para tapar huecos y goteras en tejas y tejados.
Amados lectores y visitantes, les invito nuevamente a seguir entrando al otro blog de mi creación SOMOS IGUALES 2, ya que aquí la actualización será de vez en cuando. Ingrese al otro para seguir leyendo y viendo esas crónicas visuales que cada rincón de nuestras ciudades no tienen como sorpresa. O siga ingresando como puente para ver el otro, o para ver el archivo que aquí reposa. Bienvenidos.

No hay comentarios.: