19/05/2008

Nadie me quita mi guarniel


Jericoano orgulloso, presto a la venta, acicalado con lustro en las botas y guarniel terciado al hombro. Tarde limpia, ventas normal, una espera al viento y al abrazo de tres rayos de sol.

Jericó es municipio pa ir y repetir, para viajar y convidar, para comer, beber y no dormir. jericó es de avanzada amplitud y generosidad, Jericó es de buena sonrisa y pedantería ausente.

Jericó se quedó en mi piel, en mi cabeza, en los sonidos que rebotan vibrantes ellos. Sus olores y sus balcones, su gente y sus guarnieles. vaya a Jericó, pero ni se le ocurra ir sin dinero y sin cupo en su plástico banco de crédito... ah, reserve hotel con una semana de anticipación... ¡HÁGAME CASO!

No hay comentarios.: