26/05/2008

La manito que rasca


No pudo haberse inventado mejor nombre para este adminículo popular... La manito que rasca. Porque es que no hay nada que cause más impotencia que no poder alcanzar ese punto distante en la espalda, donde nos da comezón o carranchil que llaman, y no poderse uno rascar con placentera pasión. Pues este vendedor ambulante nos tiene la solución. Tiene además el orgasmatrón, se trata de unos alambres que acarician nuestro cuero cabelludo provocando una sensación inenarrable que sólo la puede definir el nombre de este objeto El Orgasmatrón.

Lleve también la sombrilla de mayo y las tortugas positivas. Junín con La Playa.

No hay comentarios.: