14/04/2008

Pura mantequilla


Pura mantequilla: dícese de aquel aguacate agradable a los ojos después de partirlo a la mitad. Debe ser constante en el color y no tener la pulpa oxidada. Estimula las glándula salivares e inmediatamente unos fríjoles aparecen en el mundo de las ideas acompañado de un "carnópodo" chicharrón.

Quien guste ir a San Antonio de Pereira, encontrará esta fruta (sí es una fruta) en dulce lo más de rico.

Esta publicación, va dedicada especialmente a los colombianos radicados en el exterior y que les toca comerse unos aguacates pequeñitos, o a otros que hace rato no saben qué es un aguacate de este tamaño sobre una bandeja paisa. A ellos... que lo disfruten y la muestren pa que chicaneen.

2 comentarios:

Alex Cuervo dijo...

Huy, a ese aguacate no le falta sino traer la arepa por dentro... Excelente ese termino "carnopodo" buenísimo, nunca me lo había sollado.

Eliana dijo...

Chicanear y antojarse!! muy bien dicho. Si hasta se me hace agua la boca de solo verlo! :)