26/03/2008

Se lamina, se plastifica


Estas ventas me hacen acordar de cuando mamá me plastificaba los cuadernos. Para esa época había varias formas de plastificarlos, entre ellos, con forro de plástico que con el tiempo se arrugaba y uno de ocioso le pasaba la uña deteriorándolo más.

La marcada de los cuadernos era todo un ritual. Daban ganas de comenzar el año con buena letra y así lo hacía uno, hasta que la volquetada de tareas hacía que uno tirara al traste la buena letra y a copiar como sea, que no hay tiempo pa pulir.

Imagen en la calle Boyacá

No hay comentarios.: