21/03/2008

He aquí estoy a la puerta y llamo...


He aquí estoy a la puerta y llamo… pero no me abren. Imagen de Judas Tadeo tocando a la puerta de María encerrada con candado. Y yo que marqué la foto como José (mi ignorancia católica).

Recuerdo con tristeza las calcomanías que algunas familias pegaban en las ventanas de las casas en los barrios populares de Medellín, calcomanías que rezaban “AQUÍ SOMOS CATÓLICOS, NO INSISTA”. Tristeza por ese tono en mayúscula, hiriente y excluyente. Tristeza porque se supone que somos hermanos. Tristeza por un significante aviso generador de una violencia muda.

Es la fortuna de haber crecido en un ambiente católico y evangélico, además de tener ascendencia judía por mi abuelo Carlos Zimerman Clark, polaco judío de la diáspora; que supone no volverme fanático.

No hay comentarios.: