8/02/2008

Soledad, mal de la juventud


Saludemos a nuestros ancianos, escuchemos sus historias, respetemos sus mitos, admiremos sus aventuras.
Aprovechemos y preguntémosles por la historia de nuestro barrio, ciudad y Colombia. Grabemos su voces para la posteridad y su futura ausencia.
Un beso o un abrazo antes de irnos. Afecto... no ven que nosotros vamos para allá y ¿CÓMO NOS VAN A TRATAR?
Chaza en carrera El Palo, Confama, primer piso.

No hay comentarios.: