4/02/2008

Por los secuestrados sin fama ni gloria



Cómo harán de falta las pequeñas cosas de la vida, cuando se está secuestrado:
  • Un suave papel higiénico
  • Una seda dental diaria
  • Un buen cepillo de dientes
  • Un buen chicharrón
  • Una caricia
  • Una almohada
  • Un libro distinto
  • Un tinto al atardecer
  • Un cortauñas
  • La prensa del día
  • Una fruta en la mañana
  • Una caminada matutina o verpertina
  • Una camisa oliendo a lavado
  • Una cobija

No hay comentarios.: