21/11/2007

Un criollito campesino


¡Coma mijo, que paseo como este no vuelve a ver en muchos días!
Este perro sostenido en los puros huesos, se deleita con los sobrados de un picnic en hoja de "biao" (bijao), mejor dicho... tamal que hicimos varios amigos en Támesis, ¡Toda una patota! (Mucha gente). Y como para acabar de ajustar, me salio un pelo bien largo (creo que fueron dos), dejé más sobrados de lo normal, que fueron a parar a Ramiro el huesudo y canino amigo nuevo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

jajajaja, sostenido en los puros huesos, jejeje alguna vez me dijeron así...que parecía un gancho de ropa, sostenida en puros huesos..jajaja