15/11/2007

No me digan mi rey


Pa que le digo mi nombre si con él no me reconocen, dígame Mi Rey, así no más.
Mi Rey, zapatero de oficio gracias a la vida. ¡Qué tal todos médicos pues!
Pero refunfuñando entre los dientes, no hay peor cosa que le digan a uno "mi rey"
-¿Qué desea mi rey, qué va a llevar?
-Sí mi rey, ¿qué dirección es la que busca?
Otros apodos molestos "Miamor" "Bizcocho" "Gorda"
-¿Qué zapatico buscaba miamor?
-¿Qué más pues bizcochito?
-Estás GORDITA lo más de linda ome, estás toda rellenita. (prepare oídos, cachete y alma)

No hay comentarios.: