23/11/2007

El señor es mi pastor, nada me faltará...


Este reciclador encomienda su día, leyendo de su biblia (me imagino que reciclada), salmos que le den un día lleno de bendición. El trabajo puede esperar, lo principal, es abrirlo con una buena lectura llena de poder y una breve oración.
Atrás en el grafiti: Los reVeldes Itaguí 1998
Contiguo a la Plaza Mayorista, noviembre 23 de 2007

No hay comentarios.: