8/11/2007

Cuando las tetas caían naturalmente

Entonces yo era niño y me gustaba ver medio escondido, las revistas de IDEAS de mi mamá, en busca de publicidad de brasieres y pantys. Era época de identificación sexual, de búsqueda de uno mismo y periodo decisivo en los gustos.

Insisto en cuán bellas eran esos modelos de belleza de los años 50. De mujeres piernonas y caderas anchas, tetas como las tuviera pero naturales y con una natural caida de gota.

Pero no, no estoy en desacuerdo con las operaciones que suben autoestimas, pero creo que primero debemos operarnos el autoestima y luego el cuerpo. ¡Cómo es eso, que de regalo de quinces, las niñas piden unas tetas en vez del viaje a San Andrés! -Claro que en San Andrés hacen y deshacen- ¡Hombreee, no ha acabado de crecer la niña y sus pezones y ya está pensando en ponerse tetas de Barbie, con el único motivo de causar envidia entre sus compañeras de estudio! ¡Claro que como muchos padres no mantienen en casa sino en sus trabajos hasta altas horas de la noche, complacen los caprichos de la niñita, para compensar la culpa interna de los padres! Es la generación hija de las nanas -niñeras-

Aviso de prensa, El Colombiano 1981 - Archivo de la Universidad de Antioquia

No hay comentarios.: