27/06/2007

Otavio no tiene que gritar


Sus pompas se anuncian solas. Pichincha, calle 48. (Otavio, así me dijo que se llamaba...)

No hay comentarios.: